"C" Blog, un lugar para encontrarnos

Comienza una nueva Vuelta al Mundo

by Ivan 8. septiembre 2016 14:02

El pasado 1 de septiembre comenzó en Barcelona una nueva edición de la Vuelta al Mundo de Costa Cruceros. Un recorrido de 100 días a través de los cinco continentes, en el que nuestros huéspedes podrán descubrir hasta 35 destinos en 23 países diferentes.

Algunas de estas escalas te darán la oportunidad de conocer los lugares más famosos del mundo, separados entre ellos por miles de kilómetros, pero disponibles para ti en un viaje único.

¿Te imaginas comenzar tu viaje paseando por el Parque Nacional de las Cañadas del Teide en Santa Cruz de Tenerife y terminándolo con una visita a la Fontana de Trevi, el Panteón de Agripa o la Plaza Navona de la Ciudad Eterna? Los Ángeles, San Francisco, Auckland, Sydney, Phuket o Bombay son algunas de las escalas que nuestros huéspedes podrán disfrutar en este apasionante itinerario alrededor del globo terráqueo.

En palabras de Pietro Sinisi, Capitán del Costa Luminosa, “ésta es la travesía más bella y espectacular que he vivido en mis más de 20 años de servicio para Costa Cruceros. Una gran experiencia en la que poder apreciar la belleza de los cinco continentes a través de sus contrastes, la naturaleza más salvaje y las urbes más vanguardistas unidas en un solo crucero”.

Un itinerario que se realiza a bordo del Costa Luminosa, un barco preparado para ofrecer la mejor gastronomía a nuestros huéspedes, con servicio de bebidas gratuito, y sofisticadas y divertidas actividades a bordo. Todo con el único objetivo de convertir esta experiencia en un viaje inolvidable para todos los afortunados pasajeros.

¡Buen viaje!

Visitamos Cabo Verde antes de poner rumbo a Sudamérica

by Ivan 27. febrero 2015 15:01

14 de enero, Cabo Verde

Una colorida isla salvaje y exótica. El viaje de Cristina y Stelio continúa en el espléndido archipiélago de Cabo Verde en el que podrán pasear por sus mercados callejeros, disfrutar de las calles de Mindelo y deleitarse con unas impresionantes vistas del Océano Atlántico.

A las 8 de la mañana hicimos la entrada en el Porto Grande de Mindelo, la ciudad más importante de la isla de Sao Vicente en la República de Cabo Verde. Se trata de una isla volcánica, con paisajes vacíos y apenas vegetación en la que nos encontramos con muchísima niebla y un fuerte viento, algo que no nos molestaba especialmente, ya que estamos muy acostumbrados a los vendavales del Adriático. Una vez tuvimos todo preparado, empezamos a explorar la isla en compañía de nuestros amigos Giorgia, Franco, Rina, Angelo, Tina y Luciano.

Stelio inmediatamente se encargó de organizar todo durante el día. Era el líder del grupo y considerando su tendencia natural a dirigir, no me extrañaría encontrármelo algún día en el puente recibiendo y dando órdenes junto al Capitán Serra.

Nuestra primera parada fue Monte Verde, uno de los puntos más altos de la isla. Llegamos después de un trayecto de una media hora, por un camino pedregoso y algo sucio, en el que el viento hizo acto de presencia. No fue una travesía especialmente agradable, pero la verdad que sólo por las vistas que pudimos disfrutar, mereció la pena. Desafortunadamente la niebla nos dejó disfrutar durante muy poco rato de estas impresionantes vistas, así que decidimos volver al transporte y volver a la ciudad por el mismo camino.

Nuestra segunda parada fue en Baia das Gastas, un lugar muy famoso por su festival de música internacional. De vuelta a la ciudad paramos en Avenida Cabral, un lugar en el que la Torre de Belém permite disfrutar del bullicioso mercado de pescado, uno de los más grandes de todo el archipiélago.

Paseamos por las pequeñas calles cercanas a Estrela Square, donde nos encontramos con un mercado municipal en el que pudimos encontrar los recuerdos más habituales. Comimos en el restaurante O Cocktail que nos recomendó nuestro taxista y en el que pudimos degustar unas impresionantes gambas a la parrilla, regadas con un buen vino blanco local. Al terminar dimos una caminata por el paseo marítimo Avenida Cabral, en el que pudimos disfrutar de la influencia portuguesa en los edificios, que daban a la zona un aire típicamente colonial. Finalmente volvimos al barco, satisfechos con el día que habíamos podido disfrutar.

El Costa Deliziosa ponía esa misma noche rumbo a Recife en Brasil. Cuatro días de navegación en los que seguiremos disfrutando de las innumerables actividades que nos tenían preparadas la tripulación. La primera decisión fue ir esa misma noche a la discoteca ¡Todo el mundo a la pista de baile!

15 de enero navegando

¡Navegamos hacia Brasil! La vida a bordo ofrece un sinfín de actividades

Hoy es el primer día de cuatro en el mar. A muchos les parecerá algo aburrido pero la realidad es que hay muchísimas cosas que hacer. Hemos empezado con una actividad relajada y tranquila como es escuchar una charla del Profesor Scopelliti sobre los misterios de las primeros americanos ¡Un poco de cultura siempre es positivo! Por la tarde jugamos un torneo de buraco (un juego de cartas típico de Brasil) que fue divertidísimo J

Y después del buraco fuimos al karaoke. Fui la primera en cantar y no fui nada consciente de cómo lo hice. Me deje llevar y debí hacerlo estupendamente porque nada más terminar se puso en contacto conmigo el experto musical del barco que elogió mi actuación y me ofreció la posibilidad de participar en el “C Talent Show”, una especie de “Tú si que vales”, en el que sólo participaban los pasajeros. No podía creerme lo que me estaban diciendo. Toda mi vida la gente me había dicho que cantaba fatal y que no tenía ningún tipo de oído musical, así que me hizo muchísima ilusión ¡Decidí aceptar su oferta y embarcarme en esta nueva y diferente aventura!


Continuamos la Vuelta al Mundo

by Ivan 20. febrero 2015 12:56

10 de Enero, Casablanca

Después de dos días navegando, por fin nuestros amigos llegan a Casablanca, una ciudad soleada con una gran mezquita junto al mar.

Llegamos a la costa marroquí y bajamos del barco sobre las 8 de la mañana. Hoy vamos a disfrutar de nuestra primera excursión con Costa, dando una vuelta por Casablanca.

Nuestra visita comienza con una increíble atmósfera en el grupo, ya que todos nos conocemos con anterioridad, por lo que los chistes y las bromas están presentes en todas las conversaciones.

La primera parada fue en el viejo distrito de Habous y en la Medina, un lugar rodeado de tiendas de artesanía y de un pintoresco mercado de aceitunas. Tras un paseo por la zona, pusimos rumbo a increíbles monumentos como el Palacio Real, la Iglesia de Nuestra Señora de Lourdes y la impresionante Plaza de Mohamed V. En este punto tuvo lugar la mejor parte de la excursión, con la visita a la Mezquita de Hassan II, una espléndida construcción a orillas del Atlántico que destaca por su concepto de lugar de culto abierto a las tres religiones monoteístas: el Islam, el Judaísmo y el Cristianismo.

Después fuimos hasta Corniche, una ciudad situada frente al mar con cafés, playas y piscinas, donde pudimos hacer una breve parada para tomar un aperitivo y hacer varias fotos de las impresionantes vistas. Nuestra última parada fue en el barrio judío y en un increíble herbolario. Después volvimos al puerto por el barrio residencial de Anfa y el centro de la ciudad.

El barco no salía hasta las 11 de la noche, por lo que había tiempo libre para hacer lo que cada uno quisiese. Mucha gente decidió seguir visitando la ciudad, pero nosotros preferimos quedarnos a bordo. Habíamos podido disfrutar de una gran parte de Casablanca gracias a la increíble excursión de Costa y a las explicaciones del guía. Su claridad y cercanía nos ayudó a conocer todos los entresijos de la ciudad. Nuestra primera excursión había sido un éxito y sobre todo no hicimos ninguna compra. ¡Stelio y nuestra cartera lo han agradecido!

11 de Enero navegación

Nuestros amigos tienen tres días hasta su próxima parada para disfrutar del barco y las múltiples actividades disponibles a lo largo del día.

El viaje hasta nuestro próximo destino dura tres días. Hemos puesto rumbo al archipiélago de Cabo Verde, específicamente a la isla de Säo Vicente, a 1398 millas náuticas de nuestra situación actual. Tres días navegando y pudiendo disfrutar de todas las actividades que el equipo de animación nos ha preparado ¡Sabemos que vamos a tener muchísimas cosas que hacer y que no tendremos tiempo para todo!

El programa del día, que se nos entrega cada tarde en nuestra cabina, está tan lleno de actividades que es muy difícil elegir porque si por nosotros fuera, haríamos todo. 

Lo primero que hice fue conocer al equipo de animación y a los monitores deportivos: Nicoletta de Roma y Ana Luisa de Brasil ¡Van a ser mis compañeras de viaje favoritas! Decidí meterme en aerobic, zumba, jogging y varias clases de baile. Como era imposible hacer todas, decidí centrarme en el Tango Argentino, la bachata y el forró (un baile de estilo brasileño).

Mientras tanto, Stelio se ocupaba de organizar la conexión a internet, hacer alguna llamada, leer un poco en la hamaca y reservar algunas de las excursiones de la primera etapa del crucero.

Y por supuesto no podemos olvidar las charlas con los viejos amigos y también los que acabábamos de hacer. Por suerte el idioma no fue ningún problema para comunicarnos con la gente de toda Europa, excepto con el portugués que lo tengo un poco oxidado. Aun así quiero estar preparada cuando lleguemos a Brasil, por lo que estoy tratando de aprender algo por mi misma, con la ayuda de los miembros brasileños de la tripulación… obrigada!

Cuando terminó este “cansado” día después de tantos giros y piruetas en la pista de baile fuimos a nuestro lugar favorito, el Gran Bar Mirabilis para tomar algo y comentar tranquilamente los primeros días de viaje. La experiencia estaba siendo increíble y no podíamos esperar a llegar a Cabo Verde para conocer en primera persona y luego contaros nuestra última experiencia en tierras africanas, antes de poner rumbo a Sudamérica.

Costa neoCollection – Antonio Brizzi (Executive chef)

by Ivan 24. abril 2014 13:34

El gran Crucero Africano neoCollection es una sucesión de nuevas aventuras, hermosos lugares y delicias para el paladar que nos han acompañado en este mágico viaje de dos meses alrededor de este fascinante continente.

Hemos tenido el placer de tener a bordo a un chef muy especial. Antonio Brizzi ofreció a los clientes del Costa neoRiviera auténticas jornadas gastronómicas combinando a la perfección la tradición de la cocina italiana con las características de los platos locales, especialmente elegidos para hacer la experiencia neoCollection más especial y cautivadora todavía.

PREGUNTA: Hola, Antonio. ¿Podrías contarnos como te llegó la pasión por la cocina?

RESPUESTA: Empecé a cocinar cuando tenía 12, pero siempre quise convertirme en chef desde que tenía 8 años.  Asistí a la Escuela de Catering de Arturo Prever en Pinerolo (Turín), he trabajado en varias cocinas y he tenido la suerte de ganar experiencia con tantos chefs que me han enseñado muchísimo y me han hecho amar mi profesión todavía más. 

P: ¿Cuando entraste a formar parte de Costa Cruceros y llegaste a ser el “Executive Chef”?

R: Entré en Costa Cruceros hace 9 años y tengo que agradecer a Costa el lujo que supone trabajar con chefs tan excepcionales como Salvatore Luppino y Ciro Perfetto. Como “Executive Chef” llevo cinco años.

P: Fuiste Executive Chef en dos cruceros de la vuelta al mundo, el primero en el Deliziosa y el segundo en el neoRomántica. Ahora el Gran Crucero Africano neoCollection. Parece que te gustan los recorridos largos, así como los grandes retos, ¿me equivoco?

R: Fui muy afortunado de ser elegido “executive chef” en la vuelta al mundo a bordo del Costa Deliziosa y del Costa neoRomántica. Ahora he tenido el placer de estar en el Gran Crucero Africano y puedo decir que todos han sido viajes fantásticos durante los cuales, la cocina se convertía en algo internacional ya que servíamos recetas y especialidades de los lugares que visitábamos, e incluso platos menos habituales con cocodrilo, canguro, ímpala (antílope), jabalí y muchos otros. Creo que son experiencias gastronómicas únicas en la vida.

P: ¿Qué te parece la línea neoCollection?

R: El proyecto neoCollection es fantástico. El crucero está centrado en la calidad del género, un viaje a través de los sabores y especialidades de los lugares que hemos visitado. Usamos productos de una altísima calidad que habíamos estudiado en la Universidad Gastronómica de Pollenzo. Es una estupenda manera de dar a nuestros clientes la oportunidad de probar varios productos excelentes de una fantástica selección. Un inolvidable viaje a través de un mundo de sabores. 

P: Durante el Gran Crucero Africano has trabajado con chefs locales como Giorgio Nava en Ciudad del Cabo (Sudáfrica) para crear menús con influencias de la cocina local, ofreciendo a nuestros clientes nuevas e innovadoras recetas. ¿Cual ha sido su reacción?

R: Ha sido una experiencia maravillosa. Nos hemos divertido muchísimo trabajando juntos y hemos aunado nuestra experiencia para ofrecer a nuestros clientes platos memorables. Trabajar con el chef Giorgio Nava fue una experiencia que se quedará especialmente grabada en mis más preciados recuerdos.

P: Una de las grandes novedades de neoCollection es la introducción en los restaurantes del servicio “Open sitting”. La reacción de los clientes ha sido muy positiva. ¿Cuál es tu opinión?

R: Es una decisión excelente. El servicio “Open sitting” hace el crucero más relajado y nos permite en la cocina preparar todo según se vaya pidiendo, lo que nos deja trabajar como en la cocina de cualquier restaurante.

P: No quiero robarte el secreto de tu trabajo, pero cuando visitamos la cocina, siempre nos impresiona el número de personas que trabajan perfectamente coordinadas. ¿Cuantos son y cual es tu secreto para conseguir que todo funcione como un reloj?

R: La cocina de un barco es un mundo extraordinario. Somos 75 personas trabajando en las cocinas del Costa neoRiviera. ¿El secreto de mi trabajo? Está basado en las habilidades adquiridas durante mi formación, así como en la experiencia acumulada. Tienes que ser muy organizado, tener dotes de mando y ser consciente y estar atento a todo lo que ocurre. También debes organizar exhaustivamente el trabajo, los tiempos, las fases de preparación, la compra de los ingredientes, la limpieza, etc. Todos son igual de importantes. Pero es que tenemos un gran equipo a bordo del neoRiviera y cuando como nosotros, amas tu trabajo, entonces todo se convierte en un extraordinario placer.

Luana

Entrevista con la Manager del Costa neoRiviera Daniela Sassanelli

by Ivan 9. abril 2014 11:26

Con el Gran Crucero Africano, Costa neoRiviera ha lanzado un nuevo proyecto Costa llamado neoCollection. Costa neoCollection significa viajar de una forma diferente, más despacio, con más tiempo para tus pensamientos, tu espacio y a tu gusto.

En este nuevo itinerario, la gran selección de Costa Cruceros está potenciada con más paradas, en lugares nuevos y con excursiones diferentes.

Hoy he tenido el placer de hablar sobre este nuevo proyecto con la Jefa del departamento de excursiones del Costa neoRiviera, Danila Sassanelli.

PREGUNTA: ¿Cuánto tiempo llevas navegando con Costa y como empezó esta aventura?

RESPUESTA: Empecé mi aventura con Costa en Junio de 2007, casi de rebote. Siempre he estado fascinada por la “vida en el agitado océano “ y mientras buscaba trabajo después de terminar mi carrera universitaria, una de las muchas solicitudes que mandé fue a Costa Cruceros.

Sin embargo, empecé mi carrera en Costa como animadora infantil (el puesto que estaba disponible en ese momento). Durante mi segundo contrato, pregunté si podía cambiar de departamento y en 2009 llegué a ser “Tour Scort”. Y así, contrato tras contrato, y después de una fantástica experiencia en el crucero de la “Vuelta al mundo”, fui ascendida a “Tour Manager” hace justo un año.

P: Fuiste elegida para el Gran Crucero Africano ¿Cuál es tu opinión de este estupendo y nuevo itinerario?

R: Ser elegida para el Gran Crucero Africano fue un gran desafío. El itinerario es fantástico,  llega a puertos que no muchos cruceros visitan y donde no es fácil que la gente vaya por su cuenta (como por ejemplo Santa Elena), lo que permite a nuestros clientes experimentar algo ¡absolutamente único!

P:Como sabes, Costa neoRiviera es parte de nuestro nuevo proyecto Costa neoCollection. Nuevos puertos para visitar, paradas más largas y una navegación sin prisas. Durante el crucero ¿sentiste la diferencia comparada con los habituales cruceros de una semana?

R:Además del Gran Crucero Africano, donde eres consciente de una navegación más pausada y la llegada a nuevos puertos, hemos intentado este nuevo producto en nuestros habituales cruceros a los Emiratos Árabes Unidos. Comparado con el crucero clásico de “salir corriendo, volver corriendo” durante los cuales no tienes tiempo para instalarte antes de que termine la semana,  nuestros cruceros neoCollection paran en cada puerto durante dos días. Esto te permite tener una perspectiva de tiempo y viaje diferente. Nuestros clientes han tenido una verdadera oportunidad de disfrutar, conocer y explorar a fondo las ciudades

P: ¿Qué tipo de reacción habéis tenido de los pasajeros durante el crucero? ¿Crees que han estado satisfechos con las excursiones?

R: Durante el itinerario por los Emiratos Árabes Unidos, nuestros clientes realmente disfrutaron las paradas más largas. No han tenido el problema de tener un ojo puesto en el reloj. Se han sentido libres para organizar los días como mejor se adaptasen a sus necesidades. La reacción sobre las excursiones fue excelente. Visitas Premium en grupos de máximo 20 personas y el tiempo estaba organizado con gran flexibildad, ya que nadie estaba preocupado con la hora de partida del barco. Nuevos  recorridos exclusivos para los clientes de neoCollection, diseñados para hacerles disfrutar al máximo de la experiencia.

Acabamos de terminar la primera etapa del Gran Crucero Africano y hemos tenido comentarios muy positivos sobre las excursiones.  Cuando hemos visitado puertos que son bastante complicados, desde el punto de visita organizativo, nuestros clientes  parecen haber apreciado la oportunidad de llegar de una forma fácil y cómoda.

P: ¿Cuáles son los destinos que personalmente te han gustado más?

R: Es difícil elegir solo uno. Para mi, cada puerto tenía su encanto. El estar en un lugar que está lejos de casa, en lo referido a distancia y costumbres, es en si mismo una experiencia enriquecedora. Entre los destinos del Gran Crucero Africano, me gustaría mucho volver de vacaciones a Madagascar y Sudáfrica.

P: ¿Qué opinas del Costa neoRiviera?

R: Me encanta. No es muy grande ni tampoco muy pequeño. Creo que se ajusta a las necesidades y es un barco muy agradable.

P: ¿Te gustaría ser la Tour Manager en otro Gran Crucero Africano?

R: ¡Si! Sin ninguna duda

P: ¿Cómo describirías el Gran Crucero Africano neocollection en pocas palabras?

R: Una experiencia única que todos deberíamos disfrutar al menos una vez en nuestra vida

Muchas gracias por hablar con nosotros, Danila. Gracias a gente joven y formada como tú, la experiencia con Costa Cruceros es algo único.

NeoCOLLECTION - Cataratas Victoria

by Ivan 2. abril 2014 10:52

El cielo sobre Zimbabwe todavía está oscuro, pero no puedo permitirme perder mi cita con el amanecer. Me despierto antes de que salga el sol. De forma silenciosa, dejo mi habitación rumbo a los jardines centrales del hotel. Todo el mundo está dormido, no se escucha ningún sonido aparte del rugir del agua que reina en los alrededores.

Con sus primeros rayos, el sol empieza a iluminar las cataratas, creando innumerables sombras de colores.

Son las 6:30 de la mañana y nuestro leal guía, Bernard, es puntual como siempre y nos está esperando en la recepción del hotel. Los animales de la sabana se despiertan pronto y como nuestra mañana gira entorno a ellos, debemos poner rumbo al Parque Nacional Zambesi.

Establecido como una reserva natural en 1939, se convirtió en parque natural en 1952. Cubre un area de 144.000 acres y es la casa de elefantes, hipopótamos, búfalos, jirafas, kudus, waterbucks, antílopes, leones, leopardos, cocodrilos y babuinos.

Camino al parque hemos visto monos sentados en la hierba, disfrutando del aire fresco de la mañana.

Atravesamos la pequeña y tranquila aldea de Cataratas Victoria, y después de hacer un giro a la derecha, la cómoda carretera se convierte en una excitante aventura.

La vegetación cambia rapidamente. El paisaje está poblado de increibles árboles verdes que contrastan con arbustos desnudos, cuyas ramas nudosas se sostienen a si mismas, dando la sensación de que se tratan de unos bailarines de la tercera edad. La extensa vegetación agitándose con el viento, crea un movimiento casi perfecto. Mientras nuestro jeep continua la marcha, yo puedo oler el cada vez más fuerte olor de la sabana.

Con el traqueteo y las sacudidas del coche, condujimos rápidamente a lo largo de un camino con muchísima suciedad. Nuestro conductor era claramente un experto y conocía el camino como la palma de su mano.

Mientras vamos por una curva, una señal en el camino capta mi atención y me hizo recordar una vez más, el lugar tan especial en el que me encuentro. Mientras que en el mundo occidental debemos fijarnos en señales que indican el límite de velocidad, calle de un solo sentido o un simple stop, aquí, en medio de la sabana, el único obstáculo con el que puedes cruzarte es una manada de elefantes por la carretera.

La enorme vegetación invade el camino, que se va gradualmente estrechando. El escenario cambia una vez más, convirtiendo el recorrido en un cúmulo de sorpresas. Una puerta de madera, cuidadosamente  tallada, marca la entrada al Parque Nacional Zambesi. Hemos llegado a nuestro destino

Nos bajamos muy despacio de forma intencionada para no molestar a los animales. Mientras lo hacemos, empezamos a vislumbrar formas que nos resultan familiares a través de las hojas de los árboles: elefantes, los mamíferos más impresionantes sobre la tierra, con su trompa y sus colmillos de marfil. Su color de piel refleja claramente la tierra donde viven; los elefantes de Zambesi son de un tono rojizo y marrón.

Son majestuosos y dóciles y sus ojos tienen una mirada apacible, penetrante y muy inteligente.

Camino tranquilamente entre ellos, mientras mi guía señala a uno de los elefantes más grandes. Es una hembra, su nombre es Sheena y será mi compañera de viaje durante este inspirador safari. 

Escalar a la espalda de Sheena fue más fácil de lo que pensé. Tiene un andar lento, se va balanceando con cada paso y cada cierto tiempo va retirando las ramas de los árboles con su trompa. Sheena tiene seis años y está en la flor de la vida. Es uno de los elefantes más grandes de nuestra caravana. También creo que tiene un gran número de seguidores, si tenemos en cuenta su edad y buen aspecto.

Poco a poco nos adentramos en la fascinante sabana. Los elefantes son maravillosos y muy silenciosos a pesar de su tamaño. Sus pesadas pisadas no rompen la tranquilidad de la jungla.

Entonces una superficie verde se abre ante nosotros más allá de los arbustos a nuestra derecha y vemos una familia de cebras desayunando por la mañana la fresca hierba.

Sheena avanza a través de los arbustos y yo le doy una galleta de vez en cuando. Los elefantes son criaturas muy inteligentes y saben exactamente en quién pueden confiar. El que coma de mi mano, significa que confia en mi, lo cual me llena de orgullo.

Mientras atravesamos con cautela la jungla, Sheena levanta su trompa, como si quisiese señalarme algo. Veo una cabeza hurgando entre las ramas: es una jirafa ocupada comiendo las hojas más altas del árbol. Es tan alta como un edificio de dos plantas y mueve su largo cuello con una elegancia natural, como si estuviese desfilando sobre una pasarela de moda. Realmente es un animal extraordinario.

Es incredible como la naturaleza es capaz de crear tanta perfección. Estar aquí, en este lugar tan lleno de energía, estimula mi mente y consigue que mis pensamientos alcancen otro nivel.

Pero son las 9:45 de la mañana y nuestro safari llega a su fin. Lamento decir adios a Sheena y sus amigos, pero me gusta la idea de tener el resto de la mañana libre para visitar las coloridas calles de Cataratas Victoria.

Cataratas Victoria es una pequeña y tranquila ciudad que debe su existencia a la cercanía de las cataratas. Las pequeñas y blancas cabañas así como los numerosos talleres de artesanía, dan a la ciudad un caracter único.

Estoy asombrada por el poco tráfico que tiene y la ausencia de carros, vacas, bocinas y vendedores ambulantes. No hay ninguno.

Estoy atónita por el buen mantenimiento del asfalto de las calles.

Me sorprende la alegría desenfrenada que existe en los alrededores de los centros turísticos

Me encantan los pequeños monos que se acercan a mi para robarme algo de comer

Mientras paseo por la vía principal, llego a un grupo de chicos jóvenes que han elegido el arte como medio de vida.

Agarran un puñado de lápices con una mano, mientras pasan la otra de forma suave y segura a lo largo de una hoja en blanco, creando auténticas obras de arte. Sus bocetos parecen sacados de auténticos cuadros.

Me quedo a mirar llena de admiración, cuando el más joven de ellos dibuja una jirafa. Le pregunto como aprendió a dibujar. El me dice que desde que era un niño, había ido cada día a pintar a la sabana y a observer a los animals de cerca. Conoce cada uno de sus hábitos, expresiones y peculiaridades, lo que le permite reproducir todas sus características casi con los ojos cerrados.

De las creaciones artísticas voy a tomar un zumo de mango fresco y realizo algunas compras por la vía principal, hasta que llega la hora de volver al hotel. Mientras vuelvo, mi mente trata de retener una vez más todas las escenas que he vivido a lo largo del día, las sonrisas de la gente y el hecho de que aquí en Zimbabwe puedes sentir un clima de tolerancia y fraternidad, algo que es dificil de encontar hoy en día.


Últimos comentarios

Comment RSS

Archivo

Las fotos del "C" Blog

Ceremonia de inauguración
del Costa Deliziosa