"C" Blog, un lugar para encontrarnos

Costa neoCollection – Antonio Brizzi (Executive chef)

by Ivan 24. abril 2014 13:34

El gran Crucero Africano neoCollection es una sucesión de nuevas aventuras, hermosos lugares y delicias para el paladar que nos han acompañado en este mágico viaje de dos meses alrededor de este fascinante continente.

Hemos tenido el placer de tener a bordo a un chef muy especial. Antonio Brizzi ofreció a los clientes del Costa neoRiviera auténticas jornadas gastronómicas combinando a la perfección la tradición de la cocina italiana con las características de los platos locales, especialmente elegidos para hacer la experiencia neoCollection más especial y cautivadora todavía.

PREGUNTA: Hola, Antonio. ¿Podrías contarnos como te llegó la pasión por la cocina?

RESPUESTA: Empecé a cocinar cuando tenía 12, pero siempre quise convertirme en chef desde que tenía 8 años.  Asistí a la Escuela de Catering de Arturo Prever en Pinerolo (Turín), he trabajado en varias cocinas y he tenido la suerte de ganar experiencia con tantos chefs que me han enseñado muchísimo y me han hecho amar mi profesión todavía más. 

P: ¿Cuando entraste a formar parte de Costa Cruceros y llegaste a ser el “Executive Chef”?

R: Entré en Costa Cruceros hace 9 años y tengo que agradecer a Costa el lujo que supone trabajar con chefs tan excepcionales como Salvatore Luppino y Ciro Perfetto. Como “Executive Chef” llevo cinco años.

P: Fuiste Executive Chef en dos cruceros de la vuelta al mundo, el primero en el Deliziosa y el segundo en el neoRomántica. Ahora el Gran Crucero Africano neoCollection. Parece que te gustan los recorridos largos, así como los grandes retos, ¿me equivoco?

R: Fui muy afortunado de ser elegido “executive chef” en la vuelta al mundo a bordo del Costa Deliziosa y del Costa neoRomántica. Ahora he tenido el placer de estar en el Gran Crucero Africano y puedo decir que todos han sido viajes fantásticos durante los cuales, la cocina se convertía en algo internacional ya que servíamos recetas y especialidades de los lugares que visitábamos, e incluso platos menos habituales con cocodrilo, canguro, ímpala (antílope), jabalí y muchos otros. Creo que son experiencias gastronómicas únicas en la vida.

P: ¿Qué te parece la línea neoCollection?

R: El proyecto neoCollection es fantástico. El crucero está centrado en la calidad del género, un viaje a través de los sabores y especialidades de los lugares que hemos visitado. Usamos productos de una altísima calidad que habíamos estudiado en la Universidad Gastronómica de Pollenzo. Es una estupenda manera de dar a nuestros clientes la oportunidad de probar varios productos excelentes de una fantástica selección. Un inolvidable viaje a través de un mundo de sabores. 

P: Durante el Gran Crucero Africano has trabajado con chefs locales como Giorgio Nava en Ciudad del Cabo (Sudáfrica) para crear menús con influencias de la cocina local, ofreciendo a nuestros clientes nuevas e innovadoras recetas. ¿Cual ha sido su reacción?

R: Ha sido una experiencia maravillosa. Nos hemos divertido muchísimo trabajando juntos y hemos aunado nuestra experiencia para ofrecer a nuestros clientes platos memorables. Trabajar con el chef Giorgio Nava fue una experiencia que se quedará especialmente grabada en mis más preciados recuerdos.

P: Una de las grandes novedades de neoCollection es la introducción en los restaurantes del servicio “Open sitting”. La reacción de los clientes ha sido muy positiva. ¿Cuál es tu opinión?

R: Es una decisión excelente. El servicio “Open sitting” hace el crucero más relajado y nos permite en la cocina preparar todo según se vaya pidiendo, lo que nos deja trabajar como en la cocina de cualquier restaurante.

P: No quiero robarte el secreto de tu trabajo, pero cuando visitamos la cocina, siempre nos impresiona el número de personas que trabajan perfectamente coordinadas. ¿Cuantos son y cual es tu secreto para conseguir que todo funcione como un reloj?

R: La cocina de un barco es un mundo extraordinario. Somos 75 personas trabajando en las cocinas del Costa neoRiviera. ¿El secreto de mi trabajo? Está basado en las habilidades adquiridas durante mi formación, así como en la experiencia acumulada. Tienes que ser muy organizado, tener dotes de mando y ser consciente y estar atento a todo lo que ocurre. También debes organizar exhaustivamente el trabajo, los tiempos, las fases de preparación, la compra de los ingredientes, la limpieza, etc. Todos son igual de importantes. Pero es que tenemos un gran equipo a bordo del neoRiviera y cuando como nosotros, amas tu trabajo, entonces todo se convierte en un extraordinario placer.

Luana

Navegando entre mares

by Ivan 10. abril 2014 18:53

El Costa Deliziosa se prepara para iniciar un viaje increíble por las aguas del Mar Mediterráneo durante los meses de Abril, Mayo y Junio. Un recorrido apasionante que no puedes dejar de disfrutar.

Partirá de Savona y llegará a las aguas del Egeo, con destino a uno de los sitios más emblemáticos de la historia antigua. En Olimpia, podrás pasear entre las ruinas de lo que hace muchos años fueron construcciones que albergaron los primeros Juegos Olímpicos de la historia. Podrás visitar el Templo de Hera, lugar donde cada cuatro años las sacerdotisas de Hestia encienden mediante un espejo parabólico, el fuego olímpico que iluminará la ciudad elegida.

El recorrido del Deliziosa no ha hecho más que empezar y tras continuar por las aguas del Egeo, nuestro crucero llegará al pequeño Mar de Mármara, cuyas aguas bañan Estambul, la ciudad situada entre dos continentes. Dos días para caminar por sus bulliciosas calles, pasear por el Bazar de Especias o visitar monumentos como la Mezquita Azul, Santa Sofía o el Palacio Topkapi. Pero no podemos dejar de recomendarte San Salvador de Cora, una iglesia de estilo bizantino, que acoge en sus paredes unos frescos que la convierten en una visita imprescindible y desconocida para el gran público.

Pero el crucero no termina aquí y pondrá rumbo al Mar Negro, donde nos espera Bucarest. Entre sus muchos monumentos, no puedes dejar de visitar el impresionante Palacio del Parlamento. Construido en los años 80, es el edificio administrativo más grande de Europa. Sus 340.000 m2, se resumen en 12 plantas con más de 1.100 habitaciones y su gran tamaño permite acoger el Parlamento Rumano (tanto la Cámara de diputados como el Senado) y el Museo de Arte Contemporáneo.

Para descubrir todos estos destinos, dispones de tres posibles fechas. El 27 de Abril, el 21 de Mayo o el 14 de Junio, podrás iniciar un crucero apasionante en el que descubrir las diferentes culturas del Mediterráneo Oriental. El recorrido completo comprende Savonna, Olimpia, Mykonos, Esmirna, Estambul, Costanza, Burgas, Atenas y Roma. Trece días de navegación a bordo del Costa Deliziosa desde 1.029€, tasas de embarque incluidas.

No dejes escapar esta irrepetible oferta y vive una experiencia junto a Costa Cruceros que te trasladará a pequeños rincones donde disfrutar de la mejor formaposible tus días de descanso.

 

Costa neoCollection – Diario de viaje de María Carla

by Ivan 12. marzo 2014 16:45

Hoy, queridos amigos, te llevaremos en un viaje a un itinerario exclusivo: es "Emiratos con estilo", el crucero firmado por Costa neoCollection que te da la oportunidad de descubrir Dubai, Emiratos Árabes Unidos y Omán de una forma completamente nueva.

Gracias a Costa neoCollection tienes la posibilidad de viajar en una relajada paz, disfrutando de cada momento y descubriendo los destinos a tu manera, con los consejos de un encargado, un consultor especializado que te ayudará a escoger las excursiones.

¿Quieres saber más sobre el crucero neoCollection de María Carla? Aquí está su "diario de viaje".

"¡Aquí estoy! Mi nombre es María Carla: nací en Milán, criada en Tailandia durante doce años, volví a Italia y terminé mi universidad en Génova; desde 1983 he estado viviendo en la increíble Amsterdam, donde me asenté y vivo a día de hoy felizmente.

Me encanta navegar porque me hace soñar con cercanos y lejanos mundos y también porque el sol y la fuerza del mar están siempre a mi lado: dan luz y sentido a cada rincón del mundo que exploro.

Es por eso que elegí un crucero Costa neoCollection y compartir mi experiencia contigo. ¡Sígueme!

Encanto y relax a bordo del Costa neoRiviera

Realmente emocionada desembarqué por primera vez en Dubai... el Costa neoRiviera está ya atracado en el puerto ¡esperándome! Echo un vistazo al barco y me doy cuenta de los nombres de los restaurantes y los bares: Restaurante Vernazza, Manarola Bar... ¡las "Cinco Tierras"! El barco ya me ha encantado con su look inspirado en mi amada Liguria.

Esa es una maravillosa bienvenida, enseguida ¡me siento como en casa! Gracias Costa, pensaste en todo.

Después del primer tour del barco, pienso: ¿dónde voy a cenar esta noche? Al Restaurante Cetara o al sofisticado Saint Tropez? Inmediatamente pienso que tengo que darme prisa, la cena va a ser servida en pocos minutos... pero entonces descubro que este crucero está organizado de una manera diferente. Puedo elegir fácilmente dónde y cuándo cenar. ¡Una gran sorpresa para mí y el resto de pasajeros a bordo!

Dubai en Excursión Privada

A la mañana siguiente, me despierto lista para mi primer tour.

Hoy voy a descubrir Dubai: ¡cosquillea mi fantasía y me cautiva!

El recorrido empieza a tiempo, organizado con pequeños autobuses que me dan la comodidad del servicio "privado" y una gran flexibilidad durante la excursión. ¡Hurra!

La visita panorámica de Dubai comienza y estoy encantada con las extraordinarias arquitecturas que alcanzan el cielo. ¡Rascacielos diseñados con gran creatividad brillan en el cielo!

Me preparo para tocar el cielo también llegando a la cima del Burj Khalifa, la estructura construida por el hombre más alta del mundo, un verdadero reto para alguien que sufre de vértigo... ¡pero lo hice! En un par de segundos ¡llegamos a 321 metros! El mundo abajo se ve casi irreconocible: una miniatura de coches y pequeñas líneas siempre en movimiento y las personas son indistinguibles, ¡maravilloso!

El almuerzo se sirve en el magnífico Burj Al Arab con forma de vela, donde ¡parece que estás comiendo en el cielo! Una habitación reservada para nuestro grupo, una mesa exquisitamente puesta y un excelente buffet de especialidades árabes lleno de especias y perfumes orientales. ¡Ojalá hubiera podido quedarme allí para siempre!

Estaba pensando... ¿Es Dubai sólo la abundancia infinita de lujo y esplendor? No, en absoluto, he visto y sentido mucho más. Impulsada por mi curiosidad, tuve la oportunidad de profundizar en mis primeras impresiones de las culturas locales de la población y de la religión islámica. Aprendí mucho, incluso cambié algunos de mis pensamientos y prejuicios.

Escuchando a los guías locales, descubrí que sus antiguas tradiciones han sido preciosamente preservadas y transmitidas desde el poderoso y eterno desierto. En cuanto a los alrededores, vi que la población es rigurosamente fiel a la religión islámica, pero con una notable tolerancia hacia los visitantes.

Esta gente del "desierto" ganó mi consideración por su creatividad sin límites en arquitectura moderna, por su instinto para los negocios y la capacidad de manejar una economía tan próspera, recibiendo visitantes de todo el mundo sin perder su identidad.

La inmensidad de los colores del desierto

Entre las diferentes excursiones propuestas, elegí la Noche en el desierto. Mucha gente me lo recomendó, así que no dudé... reservado, ¡hecho!
No puedo esperar para ser sorprendido por la belleza de la naturaleza y los cuentos bajo las estrellas y sumergirme dentro del ambiente de "Las mil y una noches"...

La mochila está preparada, desembarco y subo en un jeep 4X4 de "Las mil y una noches", el pueblo que nos acogerá. ¡La aventura en las dunas comienza!

Con el 4x4, viajamos alrededor de una hora y media a una velocidad constante de 80km/h en una carretera de desierto: las colinas de arena son suaves, el jeep rueda suavemente en la arena... ¡realmente único y divertido! El guía demuestra inmediatamente su experiencia y profesionalidad. Estoy realmente fascinada por sus historias y la información detallada sobre todo lo que vemos.

Mientras viajamos, mis ojos se extienden en los colores del desierto, en la tierra de espejismos, en los pueblos todavía pertenecientes a beduinos nómadas y dromedarios... ¡aquí aparecen en el horizonte! ¡Qué espectáculo! Una fila de dromedarios caminando en la luz dorada de las dunas. Nunca voy a olvidar este momento, ¡está realmente en movimiento!

Nos detenemos en una granja de camellos para tener una visión real de la vida nómada tradicional en el desierto... ¡realmente fascinante! El dromedario capta la atención de todos: nos reímos, bromeamos, corremos (yo también). La excursión se anima, todos estamos curiosos. Personalmente, ¡creo que es un animal un poco peculiar! ;)

No hay vallas, los camellos caminan a mi alrededor, rodean el jeep y se acercan estirando el cuello y el hocico para saludarme.

"Las mil y una noches"

Llegamos a nuestro destino: ‘Arabian Nights Village’ inmerso en fantásticas dunas... ¡qué maravilla! Estoy encantada con la belleza mítica y atemporal del desierto. ¡Nunca habría imaginado una excursión con tal encanto!

La luz se vuelve rosa... démonos prisa, ¡no podemos perdernos la vista del atardecer! Yo y otros pasajeros escalamos a las dunas más altas sobre el pueblo.

Subiendo, mi peso se hunde a cada paso: por debajo de mí, arena acumulada y erosionada por el viento. Me siento y disfruto de la puesta de sol que este paisaje lunar me ofrece, frente a mí, la inmensidad del desierto que trato de abrazar en vano.

La arena es muy fina, fresca y suave. Juego como una niña y me divierto mucho soltándolo como un velo.

El pueblo de "Las mil y una noches” me ofrece una noche mágica e inolvidable: escucho música árabe mientras saboreo la deliciosa cocina local perfumada con dulces y picantes especias.

Antes de retirarme a mi casa, disfruto del cielo estrellado sobre mí. Miro inmediatamente a la Estrella del Norte como me enseñaron hace un par de noches a bordo del Costa neoRiviera.

En el desierto encuentro la inmensidad del espacio que, como el mar, amo tanto. Vuelvo a experimentar ese dulce eterno silencio y veo de nuevo una luz nunca igual a sí misma.

Redescubro el placer de vacuidad, de ligereza, de desapego del mundo inútil y caótico al que nos enfrentamos todos los días.

Su encanto inigualable reside de hecho que mañana será diferente, la naturaleza lo remodelará con una increíble creatividad de formas y sombras. Eso es exactamente el porqué, cuando vuelva, siempre voy a encontrar un nuevo desierto.

Tras las huellas de una gacela. Abu Dhabi

Dejo el desierto y vuelvo en jeep a Abu Dhabi para una visita de la ciudad con una parada en la impresionante Mezquita Blanca.

El significado de la palabra Abu Dhabi (descubrí que se pronuncia ¡"abu zaby"!) es el "Padre de la Gacela", una referencia a la historia de acuerdo a la cual la primera tribu que se asentó en la zona fue conducida por una gacela en busca de un manantial.

Me encanta esta ciudad, tiene un fuerte atractivo histórico y cultural para mí, puedo ver su pasado más allá de ser deslumbrada por enormes rascacielos.

Gracias a la excursión de Costa, visito el único y característico centro histórico de la ciudad vieja preservado desde el siglo XVII... ¡es muy interesante! Los galpones, las telas, las obras de artesanía...

Descubro que la ciudad es una fascinante mezcla de tradición y progreso, el sol brilla todo el año y hay un ambiente vibrante y cosmopolita... ¡me encanta!

Pero sólo la visita al Museo de Abu Dhabi me dio toda la fotografía: una excelente presentación del guía que nos proporcionó información y una puesta al día sobre ¡los espectaculares proyectos que la ciudad va a realizar!

Yo no sabía que, en 2018, se abrirán cinco importantes museos: el Guggenheim, el Louvre, el Museo Nacional de Zayed (en colaboración con el Museo Británico), el mayor Museo Oceanográfico en el mundo y un centro de experimentación teatral de vanguardia. ¡Qué increíble lugar!

Abu Dhabi es consciente que los recursos petroleros no son infinitos y se prepara para afrontar el futuro implementando proyectos basados únicamente en la energía solar... y aquí ¡hay sol en abundancia!

Hasta este momento pensaba que había llegado a la cima de mi entusiasmo, pero entonces visité la Mezquita Blanca.

La Mezquita Blanca

Es una visita obligada para quien va a Abu Dhabi: no te lo pierdas, es un monumento maravilloso.

a Mezquita Sheikh Zayed me deja sin palabras. A primera vista me recuerda al Taj Mahal debido a la pureza del mármol blanco.

He visto varias mezquitas durante mis viajes, pero ninguna me dejó sin aliento como ésta.

Recomiendo: la ropa ligera están bien pero, con el fin de visitar la mezquita, ¡no olvides cubrir tus piernas, brazos y hombros!

La Mezquita Sheikh Zayed es una obra maestra desde el exterior hasta el interior: estoy embelesada en frente de todo este blanco deslumbrante, las 82 cúpulas de oro en el estilo morisco, las 1.000 columnas de mármol con incrustaciones de piedras semi-preciosas, los 4 impresionantes minaretes... ¡qué maravilla!

Dátiles, especias y perfume de incienso: Omán

¡La llegada a Muscat es espectacular! Desde mi camarote, disfruto navegando por la costa montañosa y atracando en el puerto de Muscat: Ya estoy enamorada.

Es mi primera vez aquí en Omán, la tierra de "Las mil y una noches", la antigua casa de incienso, zocos y leyendas antiguas. Estoy sorprendida por la maravillosa naturaleza virgen y los colores alegres que me saludan... ahora ¡es tiempo de descubrirlo!

El deseo de explorar el interior del país es más fuerte que yo, así que elijo el tour a Nizwa con una visita a su imponente fortaleza.

Mientras conducimos por un área montañosa, algunas vistas dan a conocer su impresionante belleza e intensos colores de la tierra. La guía me envuelve en las historias de estos mágicos y sorprendentes secretos del país: su historia milenaria, la resina llamada por la Reina de Saba "Lágrimas de los Dioses", más preciosas que el oro, el incienso que propaga su legendario perfume en todas las civilizaciones.

La visita al fuerte de Nizwa es maravilloso, ¡no puede perdértelo! Completamente restaurado, la fortaleza brilla en el sol con su torre redonda ¡de 40 metros de altura! La cosa que me llama la atención es su color entre dorado y ocre.

No quiero perderme la increíble vista, así que me pongo a ver las montañas de Hajar y los huertos que rodean la fortaleza... ¡hermoso!

El almuerzo típico

¡El buffet sabe tan bien! No hay palabras que puedan describir la elaborada cocina omaní: inspirada en la libanesa, que me encanta, refleja la diversidad étnica de la población. Las especias están presentes también: cardamomo, azafrán y canela en abundancia; la cocina de Omán está también enriquecida con almendras, miel y dátiles. Todo está rodeado de exquisitos pasteles y frutas locales, consideradas una parte fundamental del menú: granadas, plátanos, albaricoques y cítricos se sirven antes de la carne de acuerdo a sus antiguas costumbres culinarias.

Definitivamente voy a llevar a Omán en el corazón: un país mágico y evocador, el incienso que perfuma las callejuelas de los zocos locales, boutiques artesanales ¡llenas hasta el techo de artículos de plata! ¡Imposible de olvidar! ¡Como es imposible de olvidar un crucero Costa neoCollection!".

Gracias a Carla Maria por el reportaje de su crucero Costa neoCollection. Y vosotros, queridos amigos, ¿tenéis curiosidad por probar esta experiencia? Haga clic aquí para descubrir más del catálogo Costa neoCollection.

Ruta al Reino de la Luz con la historia del viaje de Marcos

by Ivan 20. febrero 2014 19:04

¿Estás listo para un viaje a la frontera extrema de Noruega? Gracias a las fotos de nuestro aficionado crucerista Marcos, te llevamos a descubrir una de las rutas más exclusivas del verano de Costa: "El Reino de la Luz". Un viaje para descubrir los Fiordos y los paisajes vírgenes al norte del mundo, donde el sol nunca duerme. Aguanta la respiración y sigue con nosotros la ruta de Marco y su inspiradora historia fotográfica.

"Tuvimos unas vacaciones inolvidables en las "tierras frías" de Noruega, a bordo de un barco muy particular, el Costa neoRomantica donde encontramos ambientes refinados y sensaciones de viaje incomparables. Estamos muy entusiasmados, sensacional el sol de medianoche y el mítico NorthKapp donde el clima cambia rápidamente.

Un viaje realmente increíble, ¿verdad? Y para hacerlo aún más especial este verano será Costa neoCollection, con menús exclusivos, ritmo más calmado y todas las comodidades del Costa neoRomantica.

El "campo Sami":

La vista desde la cima de la montaña "Dalsnibba"...

… desde donde se ve el barco anclado en Geiranger.

Las espectaculares Islas de Lofoten en el pueblo de "Aa":

Con el tratamiento de bacalao y ¡las gaviotas que esperan su turno! ;)

Y qué decir de Nusfjord:

Y la asombrosa puesta de sol:

Con el sol de medianoche:

Pero cada lugar visitado tiene su propio encanto y mucho de qué hablar. Visitamos pueblos como Strynn, o ciudades como Tromso o Tromdheim con su hermosa catedral.

Los Fiordos, espectáculo de la naturaleza, ¡los glaciares! Las innumerables cascadas, los valles de origen glaciar.

Bergen, muy interesante, con el histórico barrio de Bryggen, pero no sólo:

Y el barco al atardecer, o más bien, a la luz de las largas puestas de sol...

Estaremos de vuelta,

Un saludo a todos, Marcos y Milvia".

Amigos, ¿os ha gustado la historia de Marcos? ¡Descubre más sobre el itinerario "El Reino de la Luz" con el Costa neoRomantica!

Reportaje del viaje. Las Islas Griegas y Croacia con Fabio y Claudia

by Ivan 24. octubre 2013 18:07

Hola a todos, la historia de Fabio de hoy te lleva a Grecia y Croacia así como él viajó navegando a bordo del Costa Magica con su novia, Claudia.
Lee su historia, te quedarás boquiabierto. Sentirás que estás reviviendo todos esos momentos especiales de sus vacaciones a bordo del barco y estarás obligado a que te guste este par chispeante de cruceristas que aman viajar y explorar nuevos destinos.

"¡Aquí estamos! Después de 13 años volvemos a un barco Costa por fin. La última vez fue en el 2000, al Caribe desde Génova con el Costa Victoria, tres semanas maravillosas. Y antes de eso, ¡un crucero a España en el Costa Eugenio en los 80’!

Esta vez mi novia, Claudia, y yo partimos en tren desde Ferrara a Venecia, donde el hermoso Costa Magica esperaba para llevarnos alrededor del Mediterráneo, en dirección a Grecia y al archipiélago griego.

17 de junio de 2013, 17 h. - Así que partimos desde Venecia a lo largo del Canale della Giudecca. La vista desde la cubierta 10 es más que sugerente, te sientes como si estuvieras apoyado en la barandilla del balcón de un hotel en la planta 10, pero este hotel está navegando y desde lo alto podemos ver los autobuses acuáticos, las góndolas, la Plaza de San Marcos, la isla Giudecca... ¡qué vista! A continuación, el mar abierto y la primera puesta de sol entre el mar y el cielo, ¡es poético!

18 de junio, 9 h. - El barco sigue navegando hacia Bari y nos metemos en nuestro primer mega- desayuno frente al mar y disfrutamos de la vista a estribor de la costa de Puglia - Vieste, Gargano. A continuación, una pequeña carrera en la pista de jogging en la cubierta 11 respirando en profundidad ¡la brisa del Adriático! Llegamos a Bari a las 12.30 h. y mientras sueltan los amarres del barco tomamos un aperitivo junto a la piscina en la cubierta 9 y luego desembarcamos para visitar el casco antiguo de Bari. Nos perdemos en el laberinto de calles estrechas; preguntamos a una señora mayor por las direcciones y ella amablemente nos acompaña a la Basílica de San Nicola. Un rápido recorrido de la basílica dedicada a San Nicolás y luego nos dirigimos de nuevo al barco, dando un paseo por el paseo marítimo bajo el sol abrasador. Tomamos la salida desde la cubierta 9 mientras bebemos dos granizados sin alcohol.

19 de junio, 9:30 h. - El Costa Magica está navegando hacia Katakolon y ya podemos ver los primeros atisbos de la costa griega. A la 13.30 h., según lo programado, entramos majestuosamente en el puerto de Katakolon, un pequeño pueblo de pescadores donde los autobuses y los taxis te llevarán al sitio de Olimpia. Vamos a la orilla pero optamos por una tarde de relajación en serio. Deambulamos por las muchas tiendas de souvenir, caminamos hasta la playa más cercana para nuestro primer baño en aguas griegas. En nuestro camino de regreso, nos relajamos en un banco a la sombra con nuestros pies casi en el mar. Silencio, apenas un alma a la vista... casi nos quedamos dormidos... en armonía con el mundo. ¡Despierta, despierta! ¡Es hora de volver a bordo para nuestra primera noche de gala!

20 de junio, 8:30 h. - El desayuno de los campeones, luego nos dejamos caer en las tumbonas para freírnos al sol mientras esperamos a ver la costa de El Pireo, ¡no podemos esperar a llegar a Atenas! Estamos realmente muy emocionados. Entonces en este momento, por fin, está la costa, los primeros pueblos costeros, un barco pilotado que nos guía a uno de los puertos más grandes de Europa. Atenas es inmensa. Incluso desde el mar puedes ver miles de casas, edificios, carreteras. Atracamos a la 13 h. y después del almuerzo Claudia y yo desembarcamos, jugando, como siempre, por el oído. De hecho, habíamos decidido que no iríamos en ninguna de las excursiones organizadas. La razón era simplemente porque de vez en cuando disfrutamos estando totalmente libres para elegir dónde ir y qué ver sin estar comprometido a establecer tiempos. Es una elección personal; la organización de Costa es siempre impecable, incluyendo sus excursiones. Salimos de la zona portuaria, preguntamos por direcciones y compramos billetes para el metro de Atenas en un quiosco. Tras haber encontrado la estación, vamos directamente hacia Monastiraki y la Acrópolis. Subimos a pie hasta la zona arqueológica y, una vez pasada la entrada, un lugar lleno de maravillas se abre ante nosotros. El Partenón, en primer lugar. Qué emoción. Por primera vez, por fin puedo ver una de las acrópolis más famosas del mundo. Tomamos cientos de fotos y disfrutamos de una visión panorámica a vista de pájaro sobre la gran ciudad. El día pasa en un instante, ¡estamos agotados pero plenamente satisfechos! El barco zarpa a Santorini.

21 de junio, 6:30 h. - ¡Sí! Llegamos muy temprano esta mañana, pero ¡no me importa levantarme al amanecer! El desayuno consiste en una tostada de tortilla francesa con canela, croquetas y pasteles recién hechos. ¡Los chefs pasteleros de Costa hacen los mejores rollos de canela del mundo! El barco se encuentra en el puerto y nos llevan a la costa en las embarcaciones auxiliares. El puerto es el de Fira, preguntamos para ver cuáles son las mejores cosas para hacer; no tenemos mucho tiempo, ¡el barco sale a las 14 h.! Nos decidimos a visitar el pequeño pueblo de Oia (pronunciado ee-ah). Más o menos todas las fotos que ves de Santorini en Internet, revistas y folletos fueron tomadas en Oia, ¡así que vamos! Cogemos otra embarcación para Oia y un autobús nos lleva hasta la ciudad. Nos perdemos, en todos los sentidos, entre los callejones de Oia, nos sentimos como si estuviéramos en un sueño. Deslumbrados por las paredes blancas y el resplandor del sol en el mar azul, vagamos entre un sinfín de pequeñas tiendas y restaurantes con terrazas muy por encima del mar. Dondequiera que miremos, es perfecto para más fotos. Podrías fotografiar absolutamente todo, todo es blanco, todo turquesa. Todo es tan hermoso…, pero es hora de volver al barco. Ciao, Santorini, volveremos, ¡lo prometemos!

22 de junio, 5 h. - Cada vez que viajo siempre me levanto por lo menos una vez para disfrutar de la madrugada y esta mañana es el turno del amanecer sobre Corfú. En realidad estamos todavía navegando, hay apenas un alma a la vista en las cubiertas exteriores. No soy yo; una niña japonesa hace una vídeo-llamada a su novio para mostrarle el sol naciente; el personal de Costa ya está ocupado lavando la cubierta y poniendo todo en orden a la perfección; y los dispensadores de café ya están trabajando. Así que, me deleito en una gran taza de café, la brisa, el silencio y el amanecer... ¡un espectáculo impresionante! A la 13 h. en punto el Costa Magica llega al muelle del puerto de Corfú, comemos un buffet junto a la piscina en el restaurante Bellagio y luego desembarcamos en nuestro camino al viejo pueblo de Corfú . Es precioso, lleno de pequeñas tiendas; nos abastecemos de ouzo, pasta de aceitunas, pequeñas cositas de madera hechas a mano. Luego nos dirigimos al puerto, verdaderamente debemos tomarnos un baño en este increíble mar. Vemos una pequeña playa justo debajo de nosotros, cerca de un puerto pesquero. Después de mirar a nuestro alrededor, encontramos la ruta a la playa y en nuestro camino pasamos cabañas de los pescadores, barcos y un montón de gatos. Una vez en la playa saltamos al mar y... ¡quiero decir aquí! ¡Para siempre! Pero hay una cena de gala de despedida esperándonos a completar con un desfile de toda la cocina y los camareros, todos están muy bien, ¡felicitaciones!

23 de junio, 7:30 h. - Estamos a punto de llegar a Dubrovnik. Hemos dejado Grecia tras nosotros pero esta ciudad croata, la cual estamos viendo por primera vez, ¡es realmente hermosa! Exploramos a pie, subiendo y bajando las estrechas calles del casco antiguo, hay una increíble vista desde la parte superior. Hay muchos restaurantes pequeños con un patio o una terraza y numerosos B&Bs y pequeños hoteles. Dubrovnik está lleno de turistas, vienen autocares desde el interior y además del Costa Magica hay otro barco anclado en alta mar, por lo que hay casi ¡7.000 personas en tierra en un abrir y cerrar de ojos! Debemos volver a Croacia, también; además, ¡somos vecinos! Una vez que volvimos a bordo nos repantigamos de nuevo en la bañera de hidromasaje con un delicioso granizado de fresa... ¡¿qué más podríamos pedir?! Después, una ducha y la cena, la última, por desgracia. Una gloriosa luna llena se refleja en el mar tan plano como una balsa de aceite, parece estar diciendo adiós en esta última noche de navegación. No sirve de nada estar lloros, vamos a volver a nuestro camarote y hacer nuestras maletas.

24 de junio, 8 h. - Hemos llegado al final de nuestro crucero, comemos el último suntuoso desayuno a bordo al entrar en el Canal de la Giudecca . Es un momento de tranquilidad triste para todos los pasajeros que dejamos el barco hoy, pero estamos alentados por la belleza inmortal de Venecia, así como la ciudad nos da la bienvenida de nuevo. Esperamos en el Salón Capri para el anuncio a los pasajeros para el desembarque. La llamada llega, puntual como siempre, y muy pronto estamos en el muelle, diciendo adiós a nuestro maravilloso barco por última vez. Nos muestran la sala donde las bolsas de nuestro grupo están dispuestas en filas ordenadas; ¡en 30 segundos vemos las nuestras! y en ese momento tenemos la misma sensación que la gente en los anuncios de Costa Cruceros: tan pronto como estamos de nuevo en tierra firme queremos volver a bordo para otro crucero. Pero por desgracia, tenemos que ir a la salida del puerto y de la parada del monorraíl Venecia People Mover que nos llevará a Piazzale Roma . A continuación, a la estación de tren para el tren a Ferrara. Ciao Costa Magica. Pero ya sabes, como dice el dicho: "esto no es un adiós, sólo un hasta luego".

¡¡Gracias Costa!! :-)

Fabio y Claudia”.

Reportaje del viaje: Viajando con Costa Cruceros

by Ivan 4. julio 2013 12:25

Hoy vamos a partir a bordo del Costa Fascinosa junto a Fabrizio, alias Rotex, uno de nuestros nuevos cruceristas. Vive en Villadossolay y trabaja de Gerente de Recursos Humanos en un consorcio de su provincia. Padece una osteogénesis imperfecta, pero tiene una enfermedad mucho más grave: la "viagitis." ¡Eso es! Simplemente no puede dejar de viajar y compartir sus experiencias en la red narrándolas desde un punto de vista especial: el de la silla de ruedas.

Para este año gestiona un blog en el que describe su gira mundial para crear conciencia y sensibilizar a las personas sobre este tema. También escribe para la revista VanityFair y ‘Turistas por casualidad’. Después de tantas experiencias de viaje junto con el equipo de Rotellando, sus compañeros de aventura, Rotex ha probado por primera vez también el crucero. Lee algunos extractos de su hermosa historia, la vida a bordo y excursiones.

"Siempre pensé que un crucero eran unas vacaciones para personas mayores o para parejas de luna de miel.

Sin embargo, cuando mi equipo Rotellando ha decidido probar esta experiencia, no he dudado en hacerlo. Estoy convencido de que cualquier tipo de viaje depende de la forma en que se vive y también descubrí que el buque recoge todo un mundo que definitivamente no quería perderme.
Al atardecer nos embarcamos en Venecia en el Costa Fascinosa, buque insignia de Costa Cruceros, que nos hospedará siete días por el mar Mediterráneo. Me doy cuenta de su grandeza y majestad, es tan impresionante que parece que te va a comer de un solo bocado, me siento Pinocho frente a la ballena. Embarcado en él encuentras la confianza que no encuentras en el suelo: ¡sólo hay que dejarse llevar!

La primera etapa es Bari, mirar la ciudad desde el mar da siempre una perspectiva diferente. Tenemos poco tiempo para visitarla. Empezamos a hacer un pequeño recorrido por las calles del casco antiguo de Bari. El pavimento del centro es mejor para mis ruedas. Entramos en la Basílica donde se encuentran las reliquias de San Nicolás que fuera del mundo cristiano ha dado origen al mito de Santa Claus o Papá Noel. Después de la visita vamos a pasear por sus estrechas calles. Un aroma a pizza y pan envuelve un cálido escenario con casas a nivel de la calle y mujeres tomando pasta Orecchiette.

El Costa Fascinosa está de nuevo silbando, comienza la navegación…

A bordo, conozco a muchas personas de la tripulación y a todas les hago siempre la misma pregunta: “¿Pero no te estás perdiendo la vida en la tierra?”.

Charlando con ellos me entero de que algunos empiezan a trabajar a bordo por accidente y saben que sólo será por una temporada, otros quieren viajar por el mundo y conocer nuevos lugares y culturas, otros nacen en lugares donde la vida marina es parte de su ADN y su destino, otros no tienen otras opciones de carrera, otros quieren alejarse de lo que está en el suelo, otros quieren empezar de nuevo, otros quieren empezar, otros quieren terminar.

A todos los que les falta la tierra firme y sus seres queridos, al mismo tiempo y a pesar de las muchas horas de servicio, se sienten protegidos desde el barco. Muchos de ellos no pueden prescindir de él.

Hablo con el capitán Ignacio Giardinaque, lleva trabajando a bordo de los barcos de Costa hace 32 años, incluyendo 12 como capitán. Me dice que siempre mantiene lazos con la familia, pero siente siempre la llamada de los buques. Nos reunimos con Tanya, maître en tres restaurantes del barco. Para ella, que nació en Sao Paulo (Brasil), acaba de cumplir 40 años, tiene 4 hijos y un matrimonio turbulento detrás, embarcarse en los buques ha sido motivo de renacer.

El barco es un mundo aparte y tiene la capacidad de recrear una pequeña isla en la que llevar a cabo los deseos que tienes en la tierra.
Mi deseo sería que entrar en la ciudad fuese lo más accesible del barco, donde no hay medidas, como mucho un par de rampas desde donde se puede ir al restaurante, al cine y a la piscina, sin tener que informar si hay escaleras de mano. Donde los ascensores funcionan, no hay carreteras con cráteres y riesgos de resbalar. En definitiva, un lugar donde puedo ir con la cabeza en alto y mirar todo a mi alrededor sin tener que preocuparme de que una rueda entre en un agujero.

Pero estas ballenas del mar también esconden sensibilidad ecológica y ambiental. Costa fue la primera en el mundo en recibir para toda la flota la "Green Star" de RINA: el importante reconocimiento certifica que sus buques ayudan a proteger el aire y el mar más allá de lo exigido por la normativa internacional.

Además de la posibilidad de comer todos juntos y compartir incluso con aquellos que tienen intolerancias y alergias a ciertos alimentos. Sí, porque a menudo los que tienen problemas de este tipo, evitan salir en la comida y la cena, perdiéndose así momentos de disfrutar juntos.

La última etapa de este viaje es Dubrovnik frente al Gargano italiano. Tiene un precioso casco antiguo, que forma parte del Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, está bien mantenido y se ha borrado todo rastro de conflictos pasados y recientes. Tratas de olvidar, para cubrirlo con una nueva vida y nuevas experiencias.

Me habría quedado a bordo más semanas: la tierra y todo su desorden está muy lejos. Parece que todo pasa justo allí, tal vez deberíamos preguntarnos si realmente el mundo es más libre en el mar o en la tierra...

Cuando regreso de un viaje o vacaciones, me gustaría llevarme los lazos familiares, los recuerdos de las personas y las miradas de complicidad que han durado treinta segundos o días.

Los lazos se construyen, como los que hice cada noche charlando con Tanya o con Eduardo, un comisario de salas que cuando estaba tratando de filmar a los pasajeros hambrientos en el buffet, me preguntó si necesitaba ayuda y me contó su historia: viene de Brasil, es muy joven y está feliz de esta experiencia a bordo.

El crucero está terminando. Venecia vuelve a aparecer al amanecer en lugar de al atardecer. Me doy cuenta de que la tripulación será la conexión de este viaje. La sonrisa de Eduardo, Tanya y Paula son mis recuerdos.”

Reportaje del viaje: un mini-crucero con Marco a bordo del Costa Luminosa

by Ivan 11. abril 2013 17:41

El Costa Luminosa en el puerto de Savona

Hola a todos, hoy publicamos el reportaje y las fantásticas fotos enviadas por Marco, un pasajero italiano, al final de su último crucero Costa. Viajó en el Costa Luminosa y parece que estaba muy impresionado. ¿Conoces el barco? Vamos a descubrir qué hizo que las vacaciones en crucero de Marco fueran "memorables, una vez más":

"Hola, mi nombre es Marco y hoy quiero contaros el mini-crucero que hicimos mi esposa y yo en noviembre, con salida desde Savona el 20 de noviembre hasta el día 24, parando en Barcelona, Ibiza y Marsella. Una vez más, estuvimos en compañía de amigos, Enza y Luigi; éste era su primer crucero.

Cuando llegamos a la terminal de cruceros Palacrociere en el puerto de Savona vimos el Costa Luminosa y el Costa Fortuna amarrados en el muelle. Habíamos desembarcado del Costa Fortuna el 24 de octubre después de haber disfrutado del itinerario "Más allá de las Columnas de Hércules" por Marruecos, Portugal y España. El clima no podría haber sido mejor; disfrutamos de la cálida luz del sol y una temperatura primaveral mientras esperábamos para embarcar.

Tan pronto como llegamos a bordo, el Salón Supernova nos recibió en una llamarada de luz. Las lámparas de cristal, los ascensores panorámicos, la "Mujer tumbada 2004" de Botero... Este barco exuda elegancia en cada salón y habitación.

Después de salir de Savona, el capitán Mauro Bellomo nos llevó a Barcelona.

Llegamos a Barcelona temprano por la tarde y después de desembarcar cogimos un taxi a la Sagrada Familia.

Después de contemplar el trabajo inacabado de Gaudí, fuimos hacia la Plaça de Catalunya, la plaza principal de la ciudad donde comienza la famosa Rambla.

Puesto con dulces

Caminamos a lo largo de La Rambla, entre artistas de la calle y puestos de flores y recuerdos, hasta la entrada del Mercat de Sant Josep de la Boquería. Este mercado cubierto es reconocido por sus coloridos puestos. Los vendedores ambulantes pasan horas organizando los expositores con su diversidad de géneros y alimentos. Frutas, verduras, carne, pescado, dulces y chocolates... ¡es una verdadera explosión de color!

Cuando llegamos a la Plaça del Portal de la Pau, cogimos otro taxi de vuelta a la terminal de cruceros.

La chimenea del Costa Luminosa

De vuelta en el barco, salimos para Ibiza. Mi esposa y yo nunca habíamos estado en la isla antes, así que decidimos comprar billetes para el autobús Costa, que nos llevó del puerto al centro de la ciudad. Después de bajar del coche nos dirigimos a la parte alta de la ciudad, donde hay una vista panorámica sobre el puerto. Está rodeada por enormes muros y todavía están los cañones que fueron usados para defender la ciudad de los ataques marítimos.

El fuerte y la parte alta de Eivissa

Después de llegar de nuevo al nivel del mar volvimos a la "realidad". Eivissa está principalmente orientada a la vida nocturna y, de hecho, la mayoría de tiendas no abren mucho antes del mediodía. La zona peatonal alrededor del puerto es muy bonita, el único inconveniente era el olor a gasolina de los motores de los catamaranes esperando para partir a Formentera.

Después de dejar Ibiza, nos dirigimos a Marsella.

Marsella tiene mercados de Navidad en esta época del año. Los puestos repartidos por las principales carreteras cerca del puerto viejo venden dulces y artesanía como figuras y objetos para el belén, tapetes bordados a mano y pastillas del famoso jabón de Marsella. Este año, de nuevo, no tuvimos la oportunidad de visitar la basílica de Notre Dame de la Garde. ¡Vamos a tener que venir en otro crucero para que podamos ir y verlo!

Puesta de sol sobre el puerto de Marsella

Hemos llegado al final de este mini-crucero y, resumiendo, tengo que decir que una vez más ¡fueron unas vacaciones inolvidables! El barco es precioso, el personal es amable y profesional. Nuestros amigos también estaban muy contentos con esta nueva experiencia.

Buen viaje a todos los pasajeros de crucero y... ¡hasta la próxima!

Yo, Luigi, Enza y Serena, mi mujer

¡Gracias Marco! ¡Nos vemos en el próximo crucero!

Reportaje del viaje: crucero Miniexperiencias de Katia y su familia

by Ivan 22. marzo 2013 13:48

Katia, una gran amiga del Blog "C" y una fan desde hace mucho tiempo del mundo Costa, nos ha escrito desde Suiza para hablarnos de su último mini crucero con su familia en el Costa Atlantica.

Esto es lo que tiene que decir:

"El domingo 20 de mayo de 2012 volvimos a casa de nuestro crucero Miniexperiencias a bordo del Costa Atlantica. ¿Qué puedo decir? Como de costumbre, ¡todo fue perfecto!

El Costa Atlantica es un barco muy bonito y, aparte del problema de encontrar asientos libres en el restaurante buffet, todo era muy agradable. Hay algunos indicios de que pasan los años pero, en general, es un barco muy elegante y agradable.

Nos encantó el itinerario: Barcelona, Ibiza. Marsella, Savona, Barcelona. Para nosotros, los mini cruceros ofrecen la fórmula perfecta para unas fantásticas vacaciones. Nunca habíamos visitado Ibiza o Marsella antes y disfrutamos de ambos. Y Barcelona es... ¡preciosa!

La comida fue estupenda. Probamos el Restaurante Club del Costa Atlantica por primera vez, ¡una experiencia fantástica! Tanto la comida como el ambiente fueron excelentes.

Como en todos nuestros otros cruceros, el personal fue maravilloso y muy profesional. Entre los que recordamos con placer son, en particular, Dilip, del Servicio de habitaciones; Clizia de Atención al Cliente; Sara, la encantadora Animadora de niños; y, por último, Flavia, jefa de Animación infantil, una joven muy especial que dio la bienvenida y entretuvo a nuestro hijo y a los otros niños desde el primer día.

Gracias por un maravilloso crucero y... ¡hasta la próxima!

Mis mejores deseos,

Katia, Samuele y Nathan Fabris."

Gracias Katia, ¡nuestros mejores deseos para ti y tu encantadora familia!


Últimos comentarios

Comment RSS

Archivo

Las fotos del "C" Blog

Ceremonia de inauguración
del Costa Deliziosa